La importancia de un buen lente

La importancia de un buen lente

Publicado en 09 Noviembre 2018

Las mochilas y los estuches no son solo una forma de almacenar y transportar tu equipo de una forma cómoda, sino que además, son la principal forma de proteger tu equipo fotográfico cuando sales con él. Las mochilas especialmente diseñadas para los fotógrafos suelen ser robustas, con compartimientos acolchados y hasta impermeables de modo de garantizar tanto comodidad, como seguridad.

Los principales modelos entre los cuales podrás elegir, de modo de lograr un balance entre comodidad y uso:

1. Funda o estuche

Son muy buena opción a la hora de trasladar y proteger tu cámara. Su tamaño sólo te permitirá guardar una cámara con su objetivo, una tarjeta de memoria y uno que otro cable pero, si estás buscando cargar contigo poco peso, las fundas son una opción ideal. Su principal ventaja es la posibilidad de desenfundar rápidamente tu cámara para capturar una gran fotografía.

2. Tipo mensajero

Para mayor comodidad durante el transporte, la correa de hombro es acolchada y ajustable, una almohadilla para hombro deslizante también se puede ajustar fácilmente mientras llevas colgada la mochila. Perfecta para uso diario y llevar una cámara reflex digital DSLR con lente montado, laptop y accesorios personales. Además, se puede convertir en una bolsa lifestyle de uso diario llena de estilo.

3. Mochila

Son la forma ideal de trasladar tu equipo de un modo seguro, práctico y cómodo. Te permitirán llevar contigo todos los accesorios que creas convenientes. Si bien puedes utilizar casi cualquier mochila, existen especialmente diseñadas para fotografía, al venir acolchadas, con divisiones y algunas repelente al agua. Sus dos correas te permitirán distribuir todo el peso de ésta en tus hombros y espalda, por lo que son ideales para largas jornadas de trabajo o de aventuras.

4. Mochila cabestrillo

Son una excelente forma de transportar tu equipo y la comodidad para acceder a éste siempre que requieras tomar una foto sin tener que quitártela de la espalda (se rota fácilmente). A diferencia de las mochilas regulares que tienen dos "asas" o tiras para que puedas repartir el peso entre ambos hombros, éstas llevan una única correa que te cruzará por el pecho.

5. Bolso de hombro

Éste tipos de bolsos, son más grandes que las fundas, te permitirán no solo transportar tu cámara, sino también otro objetivo y sus correspondientes accesorios. Su forma y tamaño pueden variar dependiendo del fabricante pero casi todos tienen algo en común: la posibilidad de cargar tu equipo colgado de uno de tus hombros de una forma práctica y segura.

6. Maletas, rígidas con y sin ruedas

Si tienes que trasladar una gran cantidad de equipo será la opción ideal para ti. Son utilizados en su mayoría, por fotógrafos profesionales que, debido a la gran cantidad de cámaras y objetivos que necesitan para desarrollar su actividad. A pesar de ser la forma ideal para trasladar y proteger tu equipo, suele ser el modo menos utilizado.

Mensajes recientes